Dinerolandia

Me compré mi carro y mi mansión en la nación americana Nací pa’ ser millo, no quiero fama Ya me acostumbré, ya me acostumbré a no importarme el precio de lo que compré. Me acostumbré, Arcángel ft. Bad Bunny   *Publicado en The Clinic (2018) “Hubo algunos cambios en los turnos”, me dice Colin, que... Leer más →

Anuncios

Mi papá allá en Chile

* Publicado en The Clinic (2018) Salgo del restorán por la puerta de atrás, está lloviznando y tengo un cigarro en la mano. Lo enciendo, le pego una quemada, el humo raspa mi traquea y me llena los pulmones. Veo los edificios del centro de Minneapolis, las luces doradas y plateadas traspasan las nubes bajas, parecen de... Leer más →

El sueño americano

“Para efectos de moverse, de ejecutar su verbo que es migrar, la gente no se va a detener, la gente tiene que venir y ver por sus ojos que aquí no es lo que piensan”. Óscar Martínez, periodista salvadoreño   * Publicado en The Clinic (2018) Estamos el Luis, el Pablo, el Miguel, el Franklin y yo... Leer más →

El día que me encontré la bici sin ruedas

Cuando llegué a buscar mi bicicleta, estaba sin las ruedas. Seguía amarrada ahí mismo donde la había dejado con sus ruedas el día anterior (o quizás fue dos días antes, no quiero pensarlo, por favor no me presionen), pero quedaba el marco, el manubrio y el asiento. ¿De qué sirve una bicicleta sin ruedas? De... Leer más →

Ojos de limón

El otro día salí con una mujer que tenía los ojos color limón. No, yo tampoco había visto algo así en mi vida. Sí, estaba sobrio. No, después no me caí de la cama. Ella hablaba con suavidad y dulzura, y a veces se atrevía con su español tropezado. Yo le hablaba en inglés con... Leer más →

Así es lavar platos en Estados Unidos

* Publicado en The Clinic (2018) y en Revista Late (2018). En este momento son las 3 de la tarde de un sábado de agosto y voy llegando al Internacional Cuisine, un restorán ecuatoriano en la calle East Lake, en Minneapolis. En 24 horas más me habré pasado 15 de esas horas lavando platos, pero... Leer más →

Un cliché que me gusta mucho

Estados Unidos es la tierra de las oportunidades, y un día me llegó la oportunidad de trabajar. La paga, el triple de lo que esperaba. La acepté y, como buen latino, me vi llegando en una camioneta llena de herramientas de jardín a la casa más grande que he estado en mi vida: dos pisos,... Leer más →

Job application

I was seated in the couch when the telephone rang. I hate talking through the phone, so I let it rang. But the noice was terrible, I was with an horrible hangover and the ringing was torturing my head. So I answered. "Mr. Herrera?", said a voice in the other side of the phone. "Yea".... Leer más →

Carta desde un 4 de julio

Estoy en Estados Unidos para vivir acá unos años. Cumplir el sueño americano y esas cosas. Estoy en Seattle visitando a un amigo. Estamos los dos en una fiesta por el 4 de julio. La fiesta es en el techo de un edificio con vista al Lake Union, uno de los lagos de rodean la... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑